Msistudio

SCAN TO BIM – De la tecnología al modelado BIM – Tipologías de proyectos

Post cris

Trabajar con nube de puntos para el levantamiento del estado existente y poder proyectar, o para la digitalización de activos ya construidos, o incluso la nube de puntos para comparar lo que se está construyendo con lo modelado, es una fuente fiable y veraz que permite poder visualizar de forma global aquello con lo que debemos trabajar. Pero no para todos los proyectos necesitaremos el mismo tipo de información y, por tanto, el mismo tipo de nube. Por eso es importante, como primer paso, analizar el tipo de proyecto que vamos a tener que escanear.

A partir del primer post introductorio de SCAN TO BIM – De la tecnología al modelado BIM – Introducción, continuamos ahora con el segundo para tratar qué tipología de proyectos y condicionantes afectan al escaneado de nube de puntos. Cada una de ellas, nos llevará a poder decidir qué debería tener en cuenta la nube de puntos.

¿Cuáles son las características del proyecto a tener en cuenta?

Cuando pensamos en una nube de puntos nos imaginamos un archivo que nos permitirá poder visualizar todo aquello que nos interese modelar o visualizar o coordinar. Pero para que la nube pueda ser efectiva para nuestro propósito, debemos ser capaces de detectar con qué tipo de proyecto estamos trabajando para dar prioridad a aquellas partes, zonas o sistemas que debamos analizar con más detalle, y cuales pueden pasar a un segundo plano.

Para ello distinguimos 3 características fundamentales a tener en cuenta antes de escanear. Estas son:

  • Tipología de construcción y su uso
  • Disciplinas a analizar
  • Escenario

¿Qué tipología de construcción y uso nos podemos encontrar?

La principal diferenciación que nos podemos encontrar será sobre todo el tipo de construcción. Por norma general, lo que nos viene a todos a la cabeza es si se trata de un proyecto de edificación o si se trata de obra civil. Cada uno de ellos nos puede llevar a características diferenciadas no solo de cómo deberá ser la nube, sino también como se realizará la toma de datos.

  • Proyectos de edificación: dentro de los proyectos de edificación, nos encontramos con proyectos que, aunque puede variar mucho sus dimensiones, suelen ser de carácter concentrado y con construcciones de edificios para el uso y resguardo del ser humano. Entre ellos puede haber vivienda, edificios para la docencia, hospitalario, monumentales, ocio, culto religioso, etc.
    Cada uno de ellos, aunque se englobe dentro de edificación, variará mucho el escaneado que necesitemos, ya que la particularidad de cada uno nos llevará a prestar atención para el escaneo, según su uso principal.
  • Obra civil: dentro de la obra civil consideramos obras lineales como carreteras, puentes, túneles o infraestructuras marítimas o aeroportuarias. Su característica principal se basa en sus dimensiones que en el caso de carreteras, puentes o túneles donde pueden alcanzar largas distancias y dimensiones, y también su complejidad estructural y por tanto construcciones más especiales.
Imagen1
lustración 1. Imagen modelo de Edificio escuela. Fuente propia. Imagen modelo de obra civil extraída de directindustry.

¿Qué disciplinas se tendrán en cuenta?

Otro de los factores importantes que se deben tener en cuenta y que va relacionado con el apartado anterior son las disciplinas que se deberán escanear y analizar para poder realizar nuestro trabajo. A grandes rasgos se agrupan en Arquitectura, MEP y Estructuras.

  • Arquitectura: La disciplina de Arquitectura abarcará toda la envolvente y acabados de edificación, posición general de elementos, volúmenes de espacios, circulaciones, materiales, detalles etc. En el caso de edificio de viviendas ya construidos nos ayudará a detectar las distribuciones y los cambios de materiales entre estancias. Para un edificio patrimonial o de culto, será la disciplina principal si nuestro objetivo es obtener el detalle de su fachada y adornos. Para la obra civil en cambio, en general será la disciplina con menos peso y solo ayudará a posicionar o ubicar zonas.
Imagen2
Ilustración 2. Escaneado fachada compleja. Imagen extraída de Scanphase.
  • MEP: La disciplina de MEP ganará mucho peso en aquellos edificios más técnicos o industriales. Será una disciplina que depende de la tipología de edificios o del momento de escaneo será importante planearla muy bien. Si se trata de instalaciones vistas porque es una industria, su escaneo visto deberá ser detallado y con gran precisión. Si se trata de instalaciones importantes como un edificio hospitalario que a posterior serán “escondidas”, se deberán intentar tomar antes del tapado o sino, buscar puntos clave de escaneo para intentar escanear aquellos elementos ocultos. En otro tipo de edificio como vivienda, es probable que su importancia sea menor que en un hospital, pero se tomaría el mismo método si fuera necesario. Para obra civil la mayoría de veces suele ser también fundamental toda aquella instalación que debe ser coordinada con la estructura principal.
  • Estructuras: La disciplina de Estructuras suele ser fundamental en industria y obra civil donde el gran peso de su particularización son las estructuras. Se deberá tener en cuenta su ubicación y posición, y su geometría. Sobre todo, deberá ser más precisa cuando se trate de estructuras metálicas y sus uniones. Por ejemplo, en un parking es esencial tanto la posición de los pilares como sus instalaciones vistas, para una industria exactamente lo mismo.  En cambio, para un puente, lo principal será la estructura y el entorno al que se apoya.
Imagen3
Ilustración 3. Estructuras e instalaciones en un modelo BIM. Imagen extraída de clearedge3d.

Las tres disciplinas deberán ser analizadas en cada una de la tipología de edificio y tener en cuenta cuál es prioritaria y su detallado.

¿A qué escenario nos debemos enfrentar?

Por último, otro factor que debemos tener en cuenta para el tipo de proyecto son las condiciones de entorno en los que se encuentra. Básicamente se agrupan en:

  • Entorno ocupado – no ocupado: conocer si se trata de un espacio vacío o si está en funcionamiento y por tanto hay objetos y personas en movimiento.
  • Entorno cerrado – al aire libre: si el espacio es un edificio cerrado y por tanto se puede controlar la luz, el clima y exposiciones. O si por el contrario se trata de espacio exterior donde habrá que tener en cuenta el clima y las distancias.

Con todas estas casuísticas detectadas, se deberá tener en cuenta el caso concreto al que nos vayamos a enfrentar y analizar qué es aquello que es importante controlar y qué nos puede afectar. Así seremos capaces de poder decidir que necesidades tiene nuestra nube de puntos.

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades sobre BIM