Msistudio

¿Qué tipo de información podemos encontrar en modelos BIM?

post stieger

Hoy en día es fácil encontrar información acerca de la metodología BIM o de cómo funcionan sus herramientas (como, por ejemplo, Revit), sin embargo, sigue habiendo cierta confusión cuando pensamos en qué contienen exactamente los modelos de información o para qué pueden ser usados.

Es muy común pensar en BIM y rápidamente asociarlo con Revit o con un modelo geométrico, pero nada más lejos de la realidad. BIM es una metodología que engloba procesos, tecnología, colaboración e información de entre otros. Debemos recordar que, como se suele decir, la letra más importante de BIM es la “I” de información y que cada vez más, las personas que trabajamos en BIM y solemos relacionarnos con proyectos bajo estos estándares asumimos funciones de gestores de la información y, por lo tanto, es importante conocer qué tipos de modelos y qué tipos de información podemos encontrar en un proyecto desarrollado bajo esta metodología.

imagen 1
Ilustración 1: Imagen esquema. Fuente propia.

Tipos de información

Más adelante hablaremos sobre modelos de información y veremos que en ellos la información es fundamental y que esta, se modifica y crece a lo largo del ciclo de vida del activo.

Indistintamente de la fase en la que se encuentre el proyecto, un modelo de información solo puede existir si contiene los siguientes tipos de información:

  • Geometría, es decir, la representación tridimensional de los elementos en base a unas coordenadas y a escala 1:1.
  • Datos, es decir, todos los datos relacionados con los distintos elementos del proyecto (largo, ancho, marca, fabricante, etc.).
  • Documentación; es decir, todos los documentos relacionados con el proyecto (planos, fichas técnicas, informes, etc.).
imagen 2
Ilustración 2: Tipos de información. Fuente propia.

Debido a las etapas de madurez del proyecto y lo tipos de información existentes, existen tres requisitos a tener en cuenta para la gestión de la información:

  • Definición de requisitos de la información
  • Planificación del desarrollo de la información
  • Desarrollo de la información

Tipos de modelo

Como ya hemos mencionado, debemos dejar de pensar en modelos que únicamente contienen la geometría o la documentación de un proyecto los cuales, por lo general, dejan de tener utilidad tras la ejecución de este.

Para saber que tipo de información podemos obtener debemos saber previamente de donde obtenerlo y aquí el concepto cambia.

La norma UNE-EN ISO 19650 nos explica que debemos comenzar a entender los modelos BIM como “modelos de información”. Un modelo de información es un conjunto de contenedores de información (archivo, sistema o aplicación de almacenamiento jerarquizado) que se puede utilizar para transmitir la intención de diseño o la representación virtual del activo que se va a construir.

Por lo tanto, la tipología de un modelo de información viene definida por su objetivo o la necesidad a la que debe dar respuesta y la fase constructiva en la que se genera.

Por ello, podemos encontrar dos agrupaciones para modelos de información;

  • Modelo de información del proyecto, PIM: Modelo de información relacionado con la fase de desarrollo (ejecución).
  • Modelo de información del activo, AIM: Modelo de información relacionado con la fase de operaciones (mantenimiento).

La diferencia entre un modelo de información y  lo que normalmente se entiende como un modelo BIM (modelo de Revit, IFC, etc.) es que el concepto cambia, y no nos limitamos a un modelo como tal, sino a un repositorio de información que puede ser una CDE (Common Data Environment) donde conectamos bidireccionalmente todo y donde a través de un middleware, podemos obtener la información y traspasarla a otros softwares. Por lo tanto toda la información está conectada y relacionada entre sí y  los datos se convierten en el protagonista de la historia. De manera más simple, es como si uniéramos un modelo geométrico con una base de datos.

imagen 3
Ilustración 3. Grafico basado en ISO 19650 sobre la evolución de la información a lo largo de las fases. Fuente propia.

Uno puede pensar que un modelo de Revit de por sí, es una base de datos puesto que, por ejemplo, yo tengo un modelo con sus elementos y todos los datos de estos, ¿pero realmente tengo toda la información que debe contener un modelo de información según define la ISO 19650?

La realidad es que no, no podemos garantizar la bidireccionalidad y la relación paramétrica entre los tres tipos de información definidos por la ISO. Por ejemplo, en Revit podríamos en cualquier caso asociar una ficha técnica a un activo mediante un parámetro, introduciendo la URL donde se encuentra la ficha. Esto sin embargo no funcionaría en un modelo de información puesto que no es bidireccional, y yo no podría desde la ficha localizar el elemento en el modelo.

Conclusión

Como hemos podido ver, la tendencia es cada vez más centrarse en la información o, mejor dicho, en los datos de estos proyectos, sacando del foco principal al modelo geométrico que tan acostumbrados estamos a ver.

Evidentemente para que este sistema funcione, el modelo geométrico debe estar correctamente desarrollado, del mismo modo que la definición de los datos o la documentación.

Debemos recordar que BIM busca la interoperabilidad y la colaboración de agentes siempre en base a un modelo 3D y que cada vez se hace más evidente la necesidad de contar con modelos fiables con información que nos permita hacer un uso correcto y optimo de los edificios y esto pasa por contar con datos e información correctamente relacionada con los elementos de un modelo.

No nos sorprendería que esta tendencia comience a coger fuerza y de aquí un tiempo podamos comenzar a incluso valorar la necesidad de distintos modelos de información según contextos o necesidades que aún no se contemplan en la ISO. Lo que es seguro es que los modelos de información y la gestión de datos han llegado para quedarse.

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades sobre BIM