Msistudio

Reemplazar familias con anfitrión mediante Dynamo

portada alberto

Es común que durante el desarrollo de proyectos mediante Revit se utilicen las herramientas de trabajo que nos proporciona el software. Una de las más comunes es el uso de anfitriones a la hora de colocar los distintos elementos que componen nuestro modelo.

Esta herramienta optimiza el trabajo de colocación de los elementos ya que, al reconocer el anfitrión, se hospedan en él y nos facilita asegurar su posición en el modelo. Pero, ¿es esta herramienta útil en todos los casos que se nos plantea en el desarrollo de un proyecto?

Aunque el trabajo con anfitrión permita optimizar el proceso de modelado, puede darse el caso que el hecho de tener un elemento hospedado en un elemento de un vínculo nos provoque movimientos inesperados en el modelo que estamos desarrollando.

No es de extrañar que mientras estamos desarrollando un modelo MEP se produzcan cambios en la arquitectura del proyecto. Estos cambios pueden conllevar la pérdida del anfitrión o el movimiento de los elementos hospedados sin que nosotros lo hayamos previsto.

Durante el desarrollo de esta entrada veremos como con el uso de Dynamo podemos realizar cambios de familias con anfitrión por familias sin, para poder optimizar el proceso de modelado mediante el uso de anfitrión y, posteriormente, cambiarlas para poder tener un mayor control de los elementos y evitar que se muevan automáticamente

002 Estado inicial
Ilustración 1. Familia con anfitrión. Fuente propia

 

Desarrollo del script

Si durante el desarrollo de un proyecto intentamos cambiar una familia con anfitrión por una que no lo tenga, nos aparecerá un error. Las herramientas propias de Revit no permiten el cambio de familias con anfitrión por otras que no lo tengan.

001 ERROR 1
Ilustración 2. Error al cambiar familia con anfitrión por otras que no lo tengan

 

Como ya hemos visto en entradas anteriores del blog de MSI Studio, con el uso de Dynamo podemos automatizar tareas y poder realizar acciones que, por defecto, Revit no nos permite.

En primer lugar, deberemos tener la misma familia con anfitrión y sin anfitrión. La primera la utilizaremos para optimizar el proceso de modelado. La segunda, para posteriormente asegurarnos de que nuestros elementos no se mueven solos y así tengamos un mayor control de nuestro modelo.

En segundo lugar, desarrollaremos un sencillo script de Dynamo a partir del cual obtengamos el punto de inserción de la familia con anfitrión para, posteriormente, insertar la familia sin anfitrión. Además, de esa misma familia obtendremos su nivel para posicionar el nuevo elemento en el mismo lugar.

Una vez obtengamos el punto donde queremos insertar nuestra nueva familia, la seleccionaremos y la posicionaremos en el mismo punto y el mismo nivel que la original.

Para finalizar, con el fin de evitar la duplicidad de los elementos al tener dos familias en el mismo punto, eliminaremos la familia con anfitrión original y nos quedaremos con la que hemos posicionado con el script.

003 Script
Ilustración 3. Desarrollo del script. Fuente propia

Conclusión

Como hemos podido ver, existen herramientas de Revit que pueden optimizar el proceso de modelado pero que no nos permiten tener un control total de los elementos de nuestro modelo.

Está bien que nos apoyemos en este tipo de herramientas para agilizar el proceso de modelado, pero tenemos que ser conscientes de que el trabajo con anfitriones, sobre todo en el caso de modelos MEP, puede provocar movimientos inesperados debido a los cambios producidos en los elementos del modelo de arquitectura sobre los cuales solemos hospedar nuestros elementos.

Puede parecer que el hecho de que nuestros elementos se muevan juntamente con el anfitrión supone un ahorro de tiempo y una ventaja a la hora de modelar, pero puede conllevar algún que otro susto. Si dejamos que los elementos se muevan con su anfitrión estamos perdiendo el control sobre estos elementos y eso puede conllevar a desconexiones de los elementos y que se corrompan los trazados de instalaciones que habíamos diseñado. Esto supondrá, a posteriori, un retrabajo que no teníamos previsto para solucionar los problemas generados por el movimiento automático de los elementos.

Por lo tanto, para tener un mayor control de nuestro modelo, podemos usar el modelado con anfitrión para optimizar el proceso de modelado y, posteriormente, trabajar con elementos sin anfitrión. De esta forma, evitaremos movimientos inesperados en nuestro modelo y seremos nosotros mismos los que decidamos como debemos proceder en caso de producirse cambios en la arquitectura.

 

004 Familia sin anfitrion
Ilustración 4. Familia sin anfitrión. Fuente propia

 

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades sobre BIM