Msistudio

¿Qué nos marca la tercera parte de la ISO 19650?

portada tere

En esta publicación comentaremos en qué se basa la norma, en su Parte 3 – Fase operativa de los activos y qué similitudes y diferencias pueden interpretarse respecto a las partes anteriores.

Parte 3 – ISO 19650: 2020  

La lSO 19650-3: 2020 establece los requisitos para la gestión de la información mediante la modelización de la información de construcción (BIM) durante la fase operativa de la vida de un activo.  Más concretamente, especifica los requisitos de gestión de la información, en forma de procesos de gestión, en el contexto de la fase operativa de los activos y los intercambios de información dentro de esta utilizando modelos BIM.

Cuándo se aplica esta parte de la norma

Puede aplicarse a todo tipo de activos y por organizaciones de todos los tipos y tamaños involucrados en la fase operativa de activos. Los requisitos de este documento pueden cumplirse mediante acciones directas llevadas a cabo por la organización en cuestión o pueden delegarse a otra parte. Está diseñada para ser aplicada durante el período en el que un activo está en uso y cuando un activo necesita ser manejado, incluso si no está siendo utilizado, por ejemplo, si ha estado inactivo.

A quién va dirigida

Los principales usuarios de la norma ISO 19650-3:2020 son;

  • Administradores de activos
  • Directores de las instalaciones
  • Los equipos y contratistas que trabajan para ellos.

El estándar también es útil para los que proporcionan el capital en proyectos para diseñar y construir nuevos activos, ya que les ayudará a entender por qué se pide la producción de información operacional.

Marco de la ISO 19650 – Parte 3

IMAGEN 1
Ilustración 1. Ciclo de información durante el ciclo de vida de un activo ISO 19650-3: 2020 Fuente: www.iso.org.

A) Un comienzo de la fase de entrega – transferencia de la información pertinente del AIM al PIM
B) Inicio de la fase operacional – transferencia de la información pertinente del PIM al AIM
C) Evaluación posterior a la ocupación/implementación o examen del rendimiento
D) Desencadenar acontecimientos durante la fase operacional

La información puede transferirse entre PIM y AIM durante la fase de entrega.

Similitudes y diferencias con la parte 2

La norma ISO 19650-3 define el proceso de gestión de información a través de una serie de ocho pasos con bucles y ramas definidos por preguntas y decisiones.

Existe una similitud evidente entre los requisitos de la parte 2 y la parte 3 en las subcláusulas que existen durante los pasos de las actividades a seguir, la mayoría tienen la misma intención y son muy similares. Aun así, existe diferencia entre las actividades de los proyectos y actividades de la gestión de activos.

Por un lado, tenemos aquellas partes que entre las dos partes guardan similitudes, pero mantienen una redacción un tanto diferente. Por ejemplo, en el caso de la subcláusula ‘‘presentar el modelo de información para la aceptación de la parte designada’’ en la parte 3 de la norma corresponde al punto (5.7.1) que en la parte 2 corresponde a la (5.7.3).

Por otro lado, la norma 19650-3 aborda claramente un tema técnico distinto de la ISO 19650-2 que es la fase operativa del ciclo de vida de los activos en lugar de la fase de entrega. Esto se traduce en que algunos requisitos que no son apropiados para los proyectos, por ejemplo, los requisitos para que la parte designada establezca un modelo de información sobre los activos y luego se asegure de que existan procesos para mantenerlo. En esta parte 3 entonces una serie de cláusulas que no tienen equivalencia en la ISO 19650-2 son 5.1.3 (identificar los activos para los que se gestionará la información), 5.5.4 (mantener los recursos preparados para un evento desencadenante) o 5.8.2 (revisar y continuar el mantenimiento del modelo de información de activos) entre otras.

Conceptos relevantes de la parte 3

  1. Los eventos desencadenantes son las ocurrencias durante la vida de un activo que causan nueva información o información actualizada que se requerirá. Estos proporcionan el ritmo general del proceso de gestión de la información, del mismo modo, que el plan de las etapas de trabajo que se realizan durante un proyecto. Por su naturaleza, estos eventos mayoritariamente pueden preverse, como por ejemplo las tareas de mantenimiento regular.  
  2. Múltiples caminos. Centrarse en los eventos desencadenantes significa que el detalle del proceso de gestión de la información en sí mismo es muy diferente al de la ISO 19650-2. El flujo que marca la parte 3 define que existen vías distintas, a través del proceso de gestión de información, dependiendo de las circunstancias en las que se adquiere la información.
  3. Requisitos de intercambio de información (EIR). En la ISO 19650-1 se presenta una jerarquía de los requisitos de información, con que los OIR y los PIR son con antelación a los AIR y los EIR.  La intención de la parte 1 expone que el AIR se use contractualmente para los nombramientos de la fase de operaciones y los EIR serían informados por los AIR cuando se produjera la información durante el proyecto.  En la parte 3 se indica que el EIR también puede usarse para la especificación de citaciones en la fase operacional del activo.
IMAGEN 2
Ilustración 2. Progresión de los requisitos de información. Fuente: www.iso.org.

Conclusión  

Siguiendo los enfoques definidos en la norma ISO 19650-3 deben aumentar la eficiencia y la eficacia de los procesos de gestión de la información y apoyar los objetivos de todas las partes, en particular la parte designadora (propietario/operador).

Aunque se trate de una normativa voluntaria, para poder empezar a ver resultados hay que crear la obligación de utilizar la norma. Esto podría ser a través de su inclusión o mención en un contrato entre un propietario/operador de activos y un contratista externo. O bien mediante la adopción de una política organizativa que abarque los departamentos y el personal que actúan como propietario/operador de los activos y como equipos de trabajo/contratistas internos.

Para aquellas organizaciones que ya estén aplicando las parte 1 y 2, las similitudes de esta última parte harán mucho más fácil el acoplamiento. Ya que gran parte de la aplicación que haya sido preparada para la parte 2 podrá aplicarse sin problema a esta tercera parte.

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades de FM y Transformación Digital