Msistudio

¿Cómo preparar correctamente un modelo para la fase de O&M?

portada david

A la hora de utilizar un “middleware” o “software” enfocado a la fase de O&M, es necesario tener en cuenta diversas especificaciones para realizar el modelo BIM. Si no lo hacemos, es posible que no se pueda sacar el máximo rendimiento del modelo.

En este post se hará una breve explicación de todo aquello que tenemos que tener presente a la hora de generar un modelo enfocado a FM. Una vez obtenido el modelo adecuado, se mostrará que hay que tener en cuenta para la exportación hacia el programa que se utilizará en la fase de O&M.

Requisitos a la hora de generar un modelo para FM.

Como modelamos, que especificaciones le damos a los espacios y el correcto uso de familias, son los aspectos que marcarán la diferencia a la hora de generar un buen modelo enfocado al mantenimiento de activos.

Buenas prácticas para realizar el modelado.

En primer lugar, para modelar, hay que saber que no es necesario un modelo cargado y con gran detalle. Al contrario, es preciso generar un modelo representativo sin llegar a sobrecargar el archivo. En FM suele haber una confusión cuando decimos que un modelo ha de ser LOD 500, este nivel de detalle se va a referir a que, tanto geometría como información, deberán ser tal como se ha especificado en el BEP anteriormente. No será siempre obligatorio modelar los elementos como “As built”. Ya que es muy posible que no sea necesaria tanta complejidad a la hora de realizar el mantenimiento de activos.
Por otro lado, hay que tomar la decisión de como vamos a generar el archivo. Si se va a realizar en uno solo o si hay que dividirlo en varios archivos. Esto puede depender según las circunstancias del proyecto en cuestión. Otras dudas que estarán presentes podrían ser; ¿Necesito tener por separado las distintas disciplinas del proyecto?, ¿Cómo las separo?, ¿Puedo organizarlo todo con subproyectos?, ¿Qué limitaciones tengo al usar mi software o middleware de gestión de activos?, etc.

Otro punto muy importante a definir sería el formato de intercambio que se va a utilizar. Teniendo en cuenta esto se puede incluir todos los datos de acuerdo con el formato escogido. De lo contrario es posible que se tenga que modificar parámetros o información a posteriori, esto supondría una perdida de tiempo y dinero innecesaria.

Una vez definidos todos los aspectos anteriores se puede iniciar el modelado, ahora sí, con un orden y una lógica que optimizará el tiempo de trabajo. Cuando se ha realizado el modelado, hay que preparar la exportación de nuestro modelo. Para la exportación, es recomendable generar vistas con los elementos que queremos tener en nuestra fase de O&M. Todos aquellos que no representen un activo o un elemento que se tenga que considerar para esta fase, es recomendable ocultarlos en las vistas de exportación. Hay que ser conscientes de la finalidad de nuestro modelo. Por ejemplo, todo aquello que se observa en la imagen inferior como el entorno, las figuras humanas, vehículos, etc. ¿Va a ser necesario exportarlo?, ¿Me va a añadir valor a mi modelo de FM o solo me hará el modelo más pesado? Respondiendo a estas preguntas se podrá generar una exportación más útil y lógica a nuestras necesidades.

 

imatge 1
Imagen 1. Modelo sobrecargado. Fuente propia

Buenas prácticas a la hora de realizar espacios.

En segundo lugar, en cuanto a los espacios de nuestro modelo, hay que tener en cuenta lo siguiente. Hay que crear habitaciones o espacios bien definidos y ubicados. Es recomendable que todos los elementos del modelo consten dentro de la habitación donde se ubiquen. De este modo todos los activos estarán vinculados a una habitación. Esto podría facilitar el control tanto de espacios como de activos una vez abierto el modelo FM.
No hay que olvidarse de identificar los pasos de instalaciones, de lo contrario no podremos controlar ni ubicar correctamente los elementos MEP que aparezcan en esa zona. No puede haber habitaciones sobrepuestas o que no alcancen todo el perímetro que realmente tienen. Finalmente, es recomendable decidir una nomenclatura que se mantenga para todas las habitaciones del proyecto, por ejemplo, utilizar un “Nombre_Piso_Número”.

Imatge 2 1
Imagen 2. Habitaciones bien dibujadas. Fuente propia

 

Buenas prácticas en el modelado de familias/activos.

En cuanto a este último punto. Hay que tener en cuenta que todas las familias deben estar bien clasificadas. Es decir, cada una de ellas ha de pertenecer a la categoría correspondiente. Se recomienda no dejar ningún elemento modelado como “modelo genérico”. Si esto ocurre, nuestro software o middleware es posible que no reconozca esta categoría.
El nivel de detalle ha de ser sencillo, hay que limitar el número de vértices o extrusiones innecesarias ya que esto sobrecargaría el modelo. Lo importante es que la información esté completa, la geometría mientras sea representativa y mantenga las mismas dimensiones ya será suficiente. En el caso de familias de fabricantes, normalmente suelen ser muy complejas y cargadas tanto de geometría como de información. Si se requiere su uso, hay que preguntarse; ¿Es necesaria toda la información que me proporciona esta familia?,¿Es necesaria la geometría exacta de este elemento?, ¿Puedo simplificarla?, ¿Qué me aporta esta familia para el modelo FM?, etc. Cada situación puede ser distinta, por lo que es importante ser críticos cada vez que se nos presenta un nuevo proyecto con sus propias especificaciones. Es importante tener los activos bien ubicados. Por otro lado, hay que evitar elementos flotantes, antes de importar a nuestro programa de FM. Es recomendable asegurare de que todas las familias están en el nivel que corresponden y que no tienen offsets incorrectos. Es muy importante también que no haya elementos duplicados y sobrepuestos, de lo contrario el recuento de elementos saldría erróneo. Una buena práctica, sería evitar elementos CAD’s como dibujos en 2D. Otra recomendación es que no se utilicen familias con “host”. Esto es debido a que, si tenemos alguna actualización del modelo, podríamos llegar a perder o no tener controlados algunos elementos. Es mejor que cada elemento mantenga su individualidad. Por último, antes de realizar la exportación, hay que asegurarse de que los datos que aparezcan en las familias sean los correctos para el proyecto.

imatge 3
Ilustración 3. Comparativa de nivel de detalle en famílias. Fuente propia

Conclusión

Existen diversas herramientas a la hora de gestionar el mantenimiento de los activos de un edificio. Siempre estaremos atados a las posibilidades que nos ofrezcan estos softwares o middlewares, por lo tanto, tendremos que ajustarnos a ellos para poder sacar el máximo rendimiento. Para que esto sea óptimo hay que procurar ser metódicos y tener en mente todos estos aspectos que se han comentado a lo largo del blog. Es posible que no sean los únicos que se han de tener en cuenta, pero si que son los más esenciales y nos marcan un buen punto de partida a la hora de empezar nuestro nuevo proyecto de FM.

 

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades de FM y Transformación Digital